Live Streaming E-commerce

Los 4 retos que el Live Streaming plantea al E-commerce para el 2022

El Live Streaming E-commerce se caracteriza por combinar la compra instantánea de un producto destacado y la participación activa de la audiencia por medio de un chat o de botones de reacción. De alguna manera, es una reproducción del comercio popular, pero con la protección que brinda el entorno virtual.

Live Streming E-commerce


Esta práctica ha fortalecido sobre todo al comercio minorista a raíz del confinamiento por la pandemia del COVID-19. Las personas estaban ansiosas por la interacción y también por salir a comprar, así que el comercio a través de los live ganó fuerza. Ahora es una tendencia que difícilmente se apagará, al contrario, tomará mayor fuerza.

Por esta razón, se debe considerar estos cuatro principales retos que el Live Streaming le plantea al E-commerce para el próximo año:

  1. Disponibilidad del producto: dado que el Live Streaming acelera la
    conversión, tener disponibilidad del producto que se está ofreciendo es una prioridad. El comercio en vivo mantiene a los espectadores interesados e inmersos en la experiencia, por lo que crea una sensación de urgencia por comprar. Lo anterior podría tomarse como una gran ventaja, y por supuesto que lo es, pero también plantea la necesidad de tener un amplio stock de producto. O bien, hacer una preventa para poder prepararse con anticipación para las entregas.
  2. Entregas rápidas: esta misma sensación de urgencia que comentamos arriba, lleva a los consumidores a querer el producto en el menor tiempo posible. Es sumamente importante trabajar en los retos de logística que el comercio en vivo plantea. Para muchos minoristas particulares, hacer una venta en vivo implica destinar parte de su tiempo a las entregas y hacerlo de manera inmediata, apenas termina la transmisión.
  3. Medir el riesgo: las marcas necesitan tener un enfoque reflexivo para poder usar el live E-commerce, sobre todo por los gastos de envío. Es preferible probar primero con opciones de bajo riesgo e ir midiendo la capacidad. Igualmente, es importante ser cautelosos y no ofrecer más de lo que se está en capacidad de vender. Es mejor ir con aproximaciones sucesivas, hasta que se logre un conocimiento real del alcance y de la respuesta de la audiencia.
  4. Conservar la audiencia: los compradores compulsivos son eventuales, es difícil retenerlos. Las transmisiones en vivo tienen la capacidad de atraer a este tipo de compradores, pero retenerlos es un desafío. Este 2022 el conocimiento de la audiencia cobrará más relevancia que nunca. Sobre todo, es importante conocer las preferencias de la Generación X y la Generación Z pues, en términos generales, son el mercado de los live streaming.

Sin duda, el Live Streaming ha llegado para quedarse y aún hay mucho que explorar y crecer en este nuevo formato de venta. Conocer las tendencias que se verán en el 2022, también te ayudará a entender cómo esta nueva experiencia de compra puede apoyar tu estrategia de marketing.



Comments are Closed